Misa a lo Poeta por Guitarroneros de Pirque

Misa a lo Poeta por Guitarroneros de Pirque
Viernes, 29 de octubre de 2011
La Santa CD, Santiago

El Canto a lo Poeta es una expresión músico-poética que toma la décima Espinel para versear tanto de lo Humano como de lo Divino, utilizando antiguas melodías que han permanecido en el tiempo.

Genéricamente una décima en poesía es una estrofa constituida por 10 versos octosílabos que tienen como objetivo el hacer rimar las estrofas en abbaaccddc. Con el paso del tiempo, la décima espinel se convertiría en una de las formas estróficas de mayor arraigo y difusión en Latinoamérica, siendo especialmente relevante en contextos rurales y populares asociados a la poesía, donde Violeta Parra es una de sus principales y más destacada cultores.

En el caso de la Misa a lo Poeta, esta forma fue utilizada en un comienzo por los padres Jesuitas como una manera de evangelizar a la población del Nuevo Continente, dando origen a la expresión llamada Canto a lo Divino, que encierra toda aquella poética vinculada con las Sagradas Escrituras.. Esta tradición ha vuelto a cobrar vigencia luego del estreno de esta Misa a lo Poeta del poeta popular Juan Pérez Ibarra y que contó además con la participación del legendario Santos Rubio Morales (en uno de sus últimos trabajos antes de morir) Erick Gil Cornejo y Fidel Améstica.

En esta oportunidad, Juan Pérez Ibarra se hizo acompañar de un guitarrón chileno (un cordófono de 25 cuerdas), dos vihuelas y un órgano. La actuación en si, estuvo llena de cometarios por parte del músico, quien se dedicó a explicar el por qué de cada uno de los elementos que la componen y su propósito. En planos estrictamente musicales, llama la atención los esquemas repetitivos que aparecieron durante la ejecución de la misa, los que en cierto modo (y obviamente guardando las obvias distancias y contextos etnomusicológicos) hacían recordar algunos pasajes de discos poco amigables de Richard Youngs. Pero independiente de este dato anecdótico, resultó curioso presenciar a los músicos en un contexto totalmente ajeno al cual suelen desenvolverse, el que incluía a un prototipo de público no necesariamente familiarizado con las expresiones musicales rurales de nuestro país pero que siguió con interés y respeto, el desarrollo musical de ésta.

Los resultados globales de la experiencia fueron totalmente satisfactorios y ojalá que pueda generar un creciente interés por parte de músicos y público a investigar música rural local poco difundida y documentada.

Iván Daguer.

Imagen, cortesía de la Santa CD